Segunda parte Catástrofes Naturales

catastrofes-naturalesI-c

En el anterior post comentábamos lo que son las grandes catástrofes naturales o no naturales. Al fin y al cabo se traducen en el sector seguros a los grandes riesgos.

El sector asegurador es maravilloso, una vez que adentras en el es como una droga, a medida que te adentras en el, como en este caso los grandes riesgos (grandes catástrofes) descubres, conoces, recuerdas nuevos datos a contar.

Ya hemos explicado lo que es un gran seguro, un reaseguro y demás términos… pero esto no acaba. Y lo que pensábamos que podríamos “resumir” en dos post, quizá sea en tres… o cuatro!

Parte de esa culpa, bendita culpa! Se debe a que para este post he querido contar con la experiencia de dos grandes profesionales del seguro, se trata de David Valuja y Ángel del Amo. Ambos tienen su propio blog además de tener múltiples formas de contactar con ellos en redes sociales. Ambos son muy activos de ellas… y es que sus “time line” son la leche! Es aprendizaje continuo estar al lado de ellos.

David está por google, twitter, Facebook… y Ángel igual; google, twitter, Facebook

Gracias amigos por las dudas despejadas.

Grandes catástrofes naturales o no!
Edificio Windsor.

Las imágenes eras espectaculares. En pleno centro un gran edificio ardiendo. Sin duda alguna una catástrofe.

El accidente tuvo muchos dimes y diretes sobre la causa del siniestro. Muchos misterios.

Un gran edificio que tiene un seguro y a la vez cada oficina de ese edificio también cubierta por diferentes aseguradoras!

¿Quién se hace cargo de qué y quién y cómo?

Presuntamente hubo unas sombras raras en el edificio que al final se resolvieron en nada. En el misterio del edificio y su siniestro.

El siniestro lo cubrió una “simple” cobertura de incendio (suele ser la mínima en un seguro de multirriesgo).

Pero el edificio tiene varios seguros. Por un lado está le seguro general del edificio y por otro el de cada “oficina” que tiene su propio seguro con sus coberturas específicas del contenido.

Para ello la ley contempla la situación de concurrencia de seguros. Son casos en los que se solapan las coberturas. Las aseguradoras de cada “oficina” pagarán lo que tengan asegurado concretamente.

Aunque luego esa aseguradora pueda pedir reclamaciones a la aseguradora del edificio.

Uno de los afectados en este siniestro fue El Corte Inglés. Tuvo que cerrar unos días por los daños acontecidos por el incendio. También la aseguradora del edificio tuvo que ocuparse de dicho incidente. Imaginemos lo que puede costar cerrar parte de El Corte Inglés en pleno Castellana!

Pero no afectó sólo al Corte Inglés, sino a otras tantas empresas de alrededor.
En total pagaron unos 18 millones de euros en reclamaciones.

 A los heramnso Reyzábal, dueños del edificio, les pagaron 108 millones de euros.

Por lo que sabemos, Alianz y Mapfre tenían el 60% de la póliza y más aseguradoras, las primeras la que tenían la mayor parte.

A esto hay que añadirle el gasto por derribo… se hizo un presupuesto inicial de 17,5 millones de euros.

Hasta aquí el gran siniestro del edificio Windsor con sus misterios, con sus respuestas sobre el seguro en un intento de acercamiento al gran “jaleo” que se monta cuando hay un siniestro de este tipo.

La próxima semana otro caso, otro gran siniestro, otro gran riesgo a cubrir… no te lo pierdas. (suscríbete si quieres estar al día)

Ir a la tercera parte de Seguros de Catástrofes Naturales.
Ir a la primera parte de Seguros de Catástrofes Naturales.

 

 

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+75Tweet about this on TwitterShare on Facebook9Share on LinkedIn1Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

No hay comentarios

Responder