Detective en Seguros

Hemos tenido la oportunidad de hablar con OPF, Agencia de Investigación Privada, en definitiva; detectives! Y nos han contado muchas cosas sobre los detectives en el terreno asegurador. Eso más nuestras investigaciones!!! ;-)

Detective en seguros, pieza clave contra el fraude

Os hemos hablado sobre seguros de hogar, baja laboral, accidentes,… Pero hoy nos toca hablar de otra cara del sector asegurador. Ya en alguna ocasión hemos escrito sobre el fraude en el mundo de los seguros. Hoy descubriremos el papel de los detectives en el mundo asegurador, en el que especialmente intervienen cuando existen sospechas de estafa a la compañía.

El fraude y los seguros

Desde que hace años comenzara la crisis el sector asegurado ha tenido como su mayor azote al fraude. La falta de recursos ha provocado que las estafas y timos a las compañías de seguros se hayan incrementado en los últimos tiempos.

Por ello, la figura de los detectives en seguros ha cogido especial importancia de cara a investigar aquellos siniestros más que sospechosos.

detectives-en-seguro

¿Defraudador, una forma de vida?

La crisis ha agudizado el ingenio en gran parte de la población y en numerosos sectores. El sector del fraude asegurador no se queda aparte, aunque en estos casos es necesario algo más que una idea o una acción brillante.

Parece ser que hay ciertos individuos que hacen del fraude su profesión. Habitualmente estas personas cuentan con una dilatada experiencia en este tipo de actividades delictivas y perfeccionan sus métodos a la vez que emplean a personas o procesos que les sean beneficiosos para lograr su objetivo, una mejor resolución indemnizatoria.

En estos casos la principal pregunta es ¿qué hacer para combatirles? Desde las compañías se deben articular unos protocolos o alertas que avisen de las intenciones sospechosas de los reclamantes de un siniestro.

A la hora de la tramitación del mismo el estudio se fundamenta en el estudio de los siguientes recursos:

  • Redes sociales: como ya todos sabemos internet y las redes sociales son un vehículo de comunicación vital en la actualidad. Los hay más previsores y menos. Los más incautos utilizan estos canales para presumir de sus hazañas o experiencias defraudadoras. La investigación en las redes sociales está al alcance de cualquiera, aunque poder utilizarlo como pruebas de fraude es diferente.

Nos encontramos en un régimen garantista en términos de protección de datos personales e intimidad por lo que solo los detectives privados pueden monitorizar y aportar estos datos de manera visible en una sede judicial o policial.

  • Datos personales: cruzar con aplicaciones de inteligencia datos personales que nos permitan poner como sospechosos a aquellos que coinciden con otros que han sido etiquetados como defraudadores o sospechosos. Es algo que puede parecer difícil de entender para el profano en estos temas, pero de cara a la tramitación es fácilmente legible, ya que con una simple comprobación se puede destapar a un sospechoso.
  • Colaboracionismo: no se dice, pero se sabe. La comunicación entre las diferentes compañías es real. Si existen sospechas la información se comparte para realizar estas comprobaciones. Aunque se niegue esta situación no deja de ser una necesidad que ayuda y favorece a las aseguradoras con algo tan fácil como compartir información.

Los detectives en seguros van ganando visibilidad y han logrado mejorar los procesos de prevención del fraude. Estos profesionales del fraude se aprovechan de vacíos en las compañías pero cada vez existe una mayor investigación y organización de cara evitar a estos individuos o grupos organizados que tratan de hacer de una actividad delictiva una forma de vida.

Nos surge la pregunta; un detective nace o se hace? ;-)
Ya sabéis que solo tenéis que seguirnos para estar al tanto de un mundo seguro y de seguros ;)

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on Facebook18Share on LinkedIn27Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

1 comentario

  1. Pues desde luego hay muchos que toman el fraude como una forma de vida y buscan engaños a aseguradoras para ganarse la vida así, como los defraudadores de Sevilla que simulaban accidentes de tráfico alternando el rol de conductor que atropella con el de peatón atropellado…

Responder