Eiopa; la continuación de Solvencia II

solvencia-eiopaHace muy poco escribíamos sobre lo que cada vez va sonando más y más en el Seguro; Solvencia II

Nuestro propósito es explicar Solvencia de la forma más sencilla posible. El tema es muy técnico! Con este post continuamos aunque recomendamos encarecidamente pasarse por la primera parte.

Lo habíamos dejado en los ratios…

Eiopa; la continuación de Solvencia II

Los ratios, además permiten hacer comparaciones entre distintas compañías, sectores de actividad, entre una compañía y su media de actividad que tiene dentro de su sector, y si se aplica el criterio del tiempo nos permite también comparar entre diferentes períodos de tiempo de la misma organización.

Por tanto, en función de esta definición de ratio financiero o indicador financiero, entendemos que el ratio de solvencia evaluará la capacidad que una empresa tiene para hacer frente al pago de sus deudas. La fórmula de calcularlo es muy sencilla, lo difícil es el resultado final, es decir, que cuadren las cuentas, y que en función de lo que se tenga se pueda o no pagar las deudas.

ratio-de-solvencia

Vemos que aparecen dos términos que hasta ahora no se habían hecho mención, activo y pasivo. El activo circulante es el dinero que una empresa tiene disponible para emplear en cualquier momento, en pocas palabras, el dinero que tiene en los bancos. Por el contrario, el pasivo son las deudas que la empresa posee.

Muchos pensarán que si este blog se llama ‘Los mejores seguros del mundo’, por ahora en esta entrada no se ha hecho referencia a los seguros, y mucho menos a aplicar la palabra solvencia a las compañías de seguros… tranquilos que ya llegó el momento de hablar de esto. Nosotros como clientes, a la hora de contratar un seguro, o invertir nuestros ahorros en una aseguradora, pocas veces vamos a preguntar ¿cuál es el seguro más solvente?, más bien preguntaremos ¿cuál es el que ofrece mayor confianza? A grandes rasgos estamos preguntando lo mismo.

Cualquier experto en la materia, sin necesidad de ser un gurú, nos dirá que lo que importa es el margen de solvencia, y es que nos ofrece más seguridad y tranquilidad que una compañía aseguradora aunque sea pequeña tenga un buen margen margen de solvencia, que una grande y reputada tenga un menor margen de solvencia. ¿Por qué este razonamiento? Pues porque el margen de solvencia es la cantidad de dinero en excedente y no que tiene comprometido la aseguradora sobre la que ley estipula. Obviamente, cuanto más grande sea el margen, más solvencia tendrá la aseguradora.

Todas las aseguradoras que estén sujetas a la DGSFP (Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones), debe de pasar unos estrictos requisitos de solvencia. En la página web de la DGSFP se pueden ver muchos datos de esta información.

Como si de un ranking de tenistas se tratara, también hay un ranking de compañías aseguradoras que según su solvencia ocupan un lugar u otro en esa clasificación. La conocida revista de seguros Aseguranza, lanzó a finales del año pasado, en su número de diciembre su llamado ranking de solvencia del seguro español, en el que aparecen las 100 primeras aseguradoras de la clasificación en 2012, según los datos de la DGSFP. El ‘top ten’ de compañías aseguradoras solventes lo forman las siguientes:

  1. Mutua Madrileña.
  2. Liberbank Vida y Pensiones
  3. Cesce
  4. MGS
  5. Seguros Generales Rural
  6. Ocaso
  7. Patria Hispana
  8. Liberty
  9. Zurich Insurance
  10. Zurich Vida

Solvencia o liquidez; esa es la cuestión

Al principio del texto, se decía que solvencia y liquidez son términos que se emplean con frecuencia para expresar lo mismo y asociarse, cuando en realidad tienen connotaciones diferentes. La liquidez es la capacidad que una empresa tiene para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, en pocas palabras, tener dinero en efectivo. La pregunta del millón, ¿qué es mejor, ser solvente, o tener liquidez?

Una empresa o una persona puede tener liquidez y no ser solvente, o viceversa, y es que puede afrontar sus deudas sin tener activos que sean fácilmente convertibles en dinero. Estos ejemplos sencillos servirán para explicarlo.

Pedro es un productor agrícola que no tiene ni un euro en su cuenta personal, no obstante si posee una pequeña propiedad agrícola valorada en 30.000 euros. Necesita 10.000 euros para poder iniciar la siembra y cosecha de sus productos y poder distribuirlos. Pedro carece de liquidez ya que no tiene dinero en efectivo, pero por el contrario si tiene una propiedad digamos “no líquida” que tiene un valor de mercado tres veces mayor que la cantidad que precisa de dinero.

Juan tiene 2.000 euros en un depósito a plazo fijo, por lo que puede considerarse que tiene liquidez, sin embargo para pedir un préstamo al banco de 8.000 euros debe demostrar que además de ese depósito, cuenta con un ingreso que le ayuda con las mensualidades. En su caso esto no es posible ya que está desempleado. Tiene liquidez, ya que tiene un depósito de 2.000 euros, pero no ofrece solvencia al no poder asumir por el momento un préstamo de 8.000 euros.

continuará… #seguro

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+51Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn10Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

No hay comentarios

Responder