Fraude en seguros

fraude-en-seguros

Fraude en seguros

La crisis ha provocado que los más “avispados” quieran hacer lo que dice el título del artículo; fraude en los seguros.

No saben los riesgos que ello conlleva. Vamos a analizar este tema a ver que os parece.

Tipos de defraudadores

Existen diferentes tipologías. Vamos a ver si descubrimos cuales son:

A – Defraudador ocasional. Este a su vez de divide en tres tipologías:

1 – El usuario que defrauda cuando tiene que hacer frente a un problema económico creado por un siniestro auténtico.

2 – El usuario que defrauda, simulando daños, sin tener que hacer frente a un problema económico tras un siniestro auténtico.

3 – El que defrauda, simulando un siniestro.

B – Luego está el defraudador habitual (el que lo hace simulando un siniestro de forma repetida a lo largo del tiempo)

Tipos de Fraudes

– El Multiplicador. Es aquel que asegura, por ejemplo, su vehículo en varias aseguradoras para reclamar a dichas aseguradoras por un mismo siniestro.

– El oculto. Es el que asegura, de nuevo tomamos por ejemplo un auto, y lo asegura declarando que esta en perfecto estado, cuando realmente tiene “cosas para arreglar” y reclama que sean arreglados.

derechos de foto. fotolia.

– El simulador de robo. El que simula el robo de su auto… cuando realmente lo ha desguazado.

– El aumentador. Se trata del que quiere obtener un beneficio sobrevalorado de los daños o lesiones provocadas por un siniestro. “También llamado el exagerador”

– El amiguete. Es el que no tiene cobertura para el siniestro y “tira” de un “amiguete” que tiene un seguro que si le cubre para que emita un parte…

– El modificador. Se basa en adecuar el siniestro a las coberturas contratadas.

Motivos del fraude

Existen, como en todo, muchos motivos.

La causa más habitual es la falta de economía y más en tiempo de crisis. Determinada persona no le llega la economía suficiente para “vivir” y una de las primeras formas de conseguir más dinero es estafar al seguro.

Otro motivo puede ser también el social. Me explico. Cuantas veces “amigos nuestros” nos han comentado que el seguro se ha hecho cargo de determinado gasto. Que es sencillo “engañar” al seguro y que gracias a ese engaño puede beneficiarse económicamente.

El vacio que hay en las aseguradoras para “investigar” como es debido el siniestro en cuestión provoca que el usuario se “anime” ha hacerlo.

¿Qué consecuencias tiene el fraude en seguros?

Un claro perjuicio a todos. Cada vez que tu o alguien hace un fraude lo que provoca es que la prima del seguro varíe.

Desde 2009 se duplica la declaración de lesiones y daños materiales falsos. Esto actualmente ha provocado que por el ejemplo el seguro de auto suba 38€ más al año.

Todo esto por unos pocos…

Penas por fraude…

Por si se le ha pasado por la cabeza quédese con este cartel que está en todas las comisarias. “Aviso: hasta 2 años de cárcel por fingir un delito”.

Es más, según el Código Penal (la vía penal), la pena varía entre 6 MESES Y 4 AÑOS de cárcel, para las estafas de tipo básico (a las compañías de seguros) que superen los 300€. Por tanto, se trata de algo muy serio.

El fraude es cosa de todos.

fuentes: arpem, el periódico mediterraneo, cinco días, abc, capital madrid, heraldo, la voz de galicia

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+43Tweet about this on TwitterShare on Facebook34Share on LinkedIn23Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

3 comentarios

  1. Falta el mayor de todos. El fraude institucional, el de las aseguradoras. Negándose constantemente a cumplir con sus obligaciones frentes a sus asegurados. Los juzgados están repletos de demandas contra aseguradoras que no quieren cumplir sus obligaciones. Y aunque los condenen a pagar, abundan en este inmoral comportamiento.

Responder