Que es un siniestro “El lado Salvaje de la Vida” Seguro

que-es-un-siniestro

Llega la palabra maldita. La palabra que no estamos acostumbrados a decir. Siniestro. No!!!! Porqué me ha tenido que pasar a mi!

Sugerimos que le des al play y entres en el lado salvaje de la vida

Una joya de canción del gran Lou Reed, que por desgracia falleció el 27 de octubre de 2013, este año.

Imaginamos que como los protagonistas de la canción, estas perdido cuando tienes un siniestro. Los pensamientos que nos vienen a la mente son diversos determinantes por dos motivos:

a – consecuencia del alcance del siniestro y

b – la capacidad mental del asegurado para pasar por situaciones difíciles.

Por dios; ya que ha padecido un siniestro esperemos que esté bien asegurado. Pero, teóricamente, que es un siniestro? Descúbrelo.

Qué es un siniestro

Un siniestro es la materialización de un daño.
El siniestro lo podemos definir como la manifestación del riesgo asegurado; es decir, un acontecimiento que origina una serie de daños concretos que se encuentran garantizados en la póliza hasta una determinada cuantía.

Sin embargo, no hay que entender siempre el siniestro desde una perspectiva negativa, porque hay siniestros de carácter positivo, como por ejemplo, llegar a la edad de jubilación y adquirir el derecho a percibir una renta.

¿Qué hay que hacer en caso de siniestro?

Ante todo intentar estar lo más tranquilo posible.

Psicológicamente sería “normal” quedarse bloqueado. No es una situación a la que esté acostumbrado a pasar.

[Tweet “que es un siniestro dale un #tweet #seguro @mejoressegurosm “]

En cualquier caso debe saber que tiene unos consejos e incluso obligaciones:

Reducir las consecuencias. Una vez ocurrido el siniestro, el asegurado debe procurar reducir sus consecuencias, adoptando las medidas de salvamento que considere más adecuadas.

Notificar el siniestro. Comunicar el siniestro al asegurador dentro del plazo establecido.

Mantener siempre informada a la compañía de seguros. Durante la tramitación, el asegurado debe ir aportando toda la nueva documentación que surja (facturas, informes médicos, etc.)

Informar a la aseguradora de las recuperaciones. Si una vez ocurrido el siniestro el asegurado obtuviera alguna cantidad monetaria por parte del  responsable del daño o recuperase algún bien, deberá comunicarlo al asegurador.

Comunicar a los perjudicados la existencia del seguro. El cumplimiento de este deber beneficia al tercero perjudicado, a quien el asegurado debe informar de la existencia de un seguro que garantiza los daños.

Obligaciones de la aseguradora

El pago de la indemnización. Constituye la principal obligación de la compañía de seguros. Su cuantía se determina en función de la tasación de los daños, con el límite máximo que figure en la póliza.

Comunicar el rehúse del siniestro. A la vista de los datos que se pongan de manifiesto y en base a las normas de la póliza, la entidad aseguradora puede acordar el rehúse del siniestro. Debe hacerlo por escrito al asegurado, expresando los motivos del mismo, a fin de que el asegurado acepte la decisión de la compañía o realice una reclamación si lo considera conveniente.

Estos son trámites internos de la entidad de seguros, pero una descripción de ellos permite entender esta parte de la actividad aseguradora.

Dentro de la propia aseguradora, mediador o correduría se suceden una serie de pasos. Estos a grandes rasgos serían;

La apertura del expediente, valoración del siniestro, comprobaciones, intervención de perito y resolución de la tramitación…

¿Se nos ha olvidado algo? Si conocemos que quizá falta detalle de cada una de las partes, pero pretendemos mostar lo que es un siniestro. ¿Tu añadirías algo más?

 

 

 

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+41Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someoneBuffer this page

1 comentario

Responder