Responsabilidad Patrimonial de la Administración

La responsabilidad patrimonial de la administración es un término quizá no muy conocido. Ya hemos hablado del seguro de accidentes, también del seguro de vida o incluso del seguro médico. En esta ocasión hablamos de algo muy común; una caída en la calle por mal estado del pavimento, por ejemplo. Algo relativamente común!

responsabilidad-patrimonial

Los accidentes a la orden del día

No es que pase todos los días pero es relativamente común tener un conocido o haber pasado uno mismo un accidente por pavimentos en mal estado, caída de ramas, tapas de alcantarilla mal colocadas, destrozos en la acera… en definitiva elementos urbanos en mal estado o defectuosos o mal conservados.

En el caso por ejemplo de la caida de unas ramas en una ciudad hay un responsable; el ayuntamiento! Este es el encargado del buen funcionamiento y conservación de los servicios públicos municipales.

Este tema de la responsabilidad patrimonial de la administración está regulado. Hablamos del Real Decreto 429/1993, de 26 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de los Procedimientos de las Administraciones Públicas en materia de responsabilidad patrimonial. Puedes consultarlo aquí (avisamos, un pelín rollo…)

También encontrarás regulación sobre este tema en: En el artículo 106.2 de la Constitución Española (los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos) y también en la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común (artículos 139 y siguientes)

Como reclamar un accidente de este tipo

“Lo suyo” es que cuando pase algo así lo primero que habría que hacer es llamar a la policía. Tener el atestado de la policía es la “mejor” prueba que puedas tener.

Como suele pasar en otros seguros cuando has tenido el siniestro, siempre es bueno aportar fotografías; es decir, pruebas de los daños ocasionados. Y si hay testigos mejor!

El daño o daños tienen lógicamente ha de ser cuantificable. Cae por su propio peso que no estás “cubierto” si el accidente se ha producido por una negligencia tuya.

Si ha habido lesiones habrá que aportar todas las lesiones mediante el parte médico, así como los la posible baja /alta de la Seguridad Social.

Datos a tener en cuenta

Dispones de un año desde que se produzcan los daños para reclamar.

En caso de que la “reclamación” que se efectúe tenga alguna deficiencia podrá subsanarse con un plazo de 10 días, que son los días que la administración te da para corregir los posibles errores.

Por cierto! La reclamación se presenta en el organismo correspondiente. Es decir, la reclamación se presenta en el organismo que tenga la titularidad de dicha responsabilidad.

Una vez presentada la reclamación se produce lo que se llama la “apertura de expediente”. En ese momento se ponen a trabajar en dicha reclamación. Hay una “gracia” que consiste en que si en un plazo de 6 meses no recibes respuesta, no se dicta resolución se considera que el organismo desestima dicha reclamación.

Ejemplos de Sentencias…

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia de 30 de noviembre de 2001. Sala de lo Contencioso-Administrativo, sección 2ª

Esta sentencia analiza una caída producida por un desnivel existente en unas losas levantadas y desniveladas, que tuvo como con secuencia una fractura del fémur izquierdo que precisó de una intervención quirúrgica y provocó secuelas posteriores e incluso la necesidad de caminar con bastón, por lo que se considera que el mal estado del pavimento fue determinante de la caída y de los daños provocados a consecuencia de la misma:

Por consiguiente los daños se debieron al funcionamiento anormal de un servicio publico municipal en el sentido amplio con que lo entiende la jurisprudencia, como comprensivo de toda actividad de la Administración sometida a derecho administrativo o, en otras palabras, como sinónimo de toda actividad administrativa, de giro o tráfico administrativo, de gestión, actividad o quehacer administrativo o de hacer o actuar de la Administración (SSTS de 14- 4-81, 21-9-84, 26 y 27-3-80, 12-3-84, 10-11-83 y 20-2-86, entre otras), teniendo en cuenta que correspondía a los servicios técnicos de la Administración local velar, poniendo los medios personales y materiales necesarios, para que las vías publicas se encuentren en las debidas condiciones de seguridad, siendo evidente que se dan los requisitos exigidos para la procedencia de la responsabilidad patrimonial reclamada y en concreto la relación de causalidad discutida por la Administración, entre el funcionamiento anormal del servicio público y las lesiones sufridas por la actora, siendo estado en que se encontraban las losas adecuado para producir la caída la actora.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia de 03 dejunio de 2002. Sala de lo Contencioso-Administrativo, sección. 1ª.

Esta sentencia estudia la responsabilidad de la Administración por una caída a causa del mal estado de unas baldosas ya que una de ellas se encontraba suelta.

De ello no cabe sino concluir que la caída se produjo a consecuencia de un funcionamiento deficiente de los servicios municipales competentes, conforme al art. 25.2 de la Ley de Bases de Régimen Local, sobre la conservación de las vías urbanas. En este caso, aceras, cuya finalidad es precisamente el tránsito de peatones.

En efecto, es cierto que la más reciente doctrina especializada en esta materia ha afirmado que la responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas debida a un comportamiento omisivo (como pasa en este caso: falta de conservación en buenas condiciones de la vía pública) sólo puede darse cuando existen deficiencias en el funcionamiento del servicio. Pero también es cierto que tales deficiencias han quedado sobradamente acreditadas en este caso.

Y no sólo eso, sino que además, en las circunstancias del presente pleito, no cabe sino considerar que el funcionamiento del servicio público fue anormal, ya que no es sólo que algunas baldosas estaban sueltas, sino que literalmente estaban “en muy mal estado” o “destrozadas”, según respectivamente el informe de la Policía Local y de la testigo.

enlaces: sentencias, wikipedia,

 

 

 

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+28Tweet about this on TwitterShare on Facebook33Share on LinkedIn9Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

No hay comentarios

Responder