seguro de incendios

El seguro de incendios es lo que actualmente se conoce como el seguro de hogar. Hay empresas como Catalana Occidente que en el inicio de su historia fueron los seguros que comercializaron. Un seguro, el de incendios, con mucha historia.

seguros-de-incendios

Un poco de historia sobre el seguro de incendios

El seguro de incendios nace con el Gran Incendio ocurrido en Londres, en 1666 que destruyó una tercera parte de la ciudad. Es en este suceso que se formularon muchos planes para recomponer a la ciudad, ya que constituía el 80% a 90%, sin embargo la mayoría fracasaron debido a que no se estaban constituyendo de una forma adecuada a favor de enfrentar las pérdidas subsecuentes de todas las conflagraciones que ocurrieron.

Sin embargo, lograron crearse las oficinas de las primeras oficinas de seguro de este tipo que en ese entonces se llamaban ‘Fire Office’ y ‘Friendly society’.

Cobertura y exclusiones del seguro de incendios

Este tipo de seguros garantiza el otorgamiento de una indemnización en caso de incendio de los bienes determinados dentro de la póliza o la reposición, o reparación, de las piezas dañadas. El objetivo de este seguro es el resarcimiento de los daños sufridos en las cosas aseguradas a causa de las llamas, además de los gastos que se pueda ocasionar por el salvamento de esos bienes o los daños que se produzcan al intentar salvarlos en el mismo.

En general, cubre las perdidas causadas por el incendio, rayo y combustión. Pero normalmente se excluyen los daños por consecuencias de sismo, maremotos, inundación y cualquier otro fenómeno producido por la naturaleza. Ver catástrofes naturales sin falta!

Asimismo, están excluidos los incendios originados intencionalmente por el asegurado o beneficiario. Ojo al fraude.

foto de portada; fotolia

Sin embargo, algunas de las exclusiones mencionadas pueden anularse y ser cubiertas si es que se adhieren clausulas, pero para ello se elevará el precio de la póliza.

De anularse las exclusiones, las clausulas pueden otorgar una nueva cobertura como la llamada ‘cláusula de inhabitabilidad’ que tiene como objetivo indemnizar el valor del arriendo en que incurra el asegurado, incluso si esta casa ha sido siniestrada y no se encuentre apta para la habitación.

Por otro lado, algo orientado más a las oficinas o locales comerciales, se encuentra los perjuicios por paralización que tiene como objetivo cubrir los perjuicios experimentados por el negocio para su paralización parcial o total de su operaciones a consecuencia de un incendio.

Algunos ejemplos de la cobertura del seguro de incendios:

• Los daños sufridos por una explosión o la caída del rayo, aunque estos no se deriven de un incendio.

•La responsabilidad civil en que haya podido incurrir terceras personas al propietario de los bienes dañados, a consecuencia del incendio, o se pudiera haber incurrido en el asegurado, como arrendatario del establecimiento incendiado, frente al propietario del mismo.

• Gastos de desescombro del hogar incendiado, además de los causados por la intervención de los bomberos para evitar que el fuego se propague.

• La pérdida de alquileres o inmuebles que pudiera sufrir el propietario del hogar incendiado.La pérdida de beneficios por la paralización del trabajo en la empresa a causa de una explosión incendiada.

¿Es necesario contratar un seguro de incendios?

No existe una obligación para contratar un seguro de incendios o de hogar, aunque la mayoría de los titulares de viviendas lo están haciendo para protegerla de las incidencias básicas como las inundaciones, incendios, accidentes, robos, etc.

Sin embargo al momento de hacer una hipoteca “podrán” pedirle algún tipo de seguro. Revisar este post. En este caso el banco será el beneficiario de la póliza para poder asegurar el capital otorgado.

Por otro lado, la entidad bancaria no puede obligar al usuario a contratar una compañía de seguros específica, aunque lo más probables que es ofrezcan precios ventajosos por el hecho de contratar dicha compañía.

¿Cómo reclamar el seguro de incendios?

En el caso de que la aseguradora tome una decisión sobre la cobertura de los daños o pagos de las primas que no es aceptada por el asegurado, existen varios procedimientos.

  1. Reclamar directamente a la compañía, para que ésta se ponga a disposición para hablar al asegurado o el defensor de éste. A título informativo esta petición como mucho tiene una duración de 2 meses desde su resolución de pedido para poder obtener una respuesta. No queremos decir que tenga que pasar ese tiempo, sino que puede pasar.
  2. Reclamar a la Dirección general de Seguros y Fondos de pensiones, se trata de una organización que controla a los seguros y aseguradoras. Para formalizar una queja se puede hacer directamente en sus oficinas o a través de su sitio web.

Nuestra recomendación como en otros post es siempre consultar a un profesional de los seguros. No hay nada mejor como hablar con su mediador de seguros habitual y de alguna forma “despreocuparse” o estar tranquilo cuando acontece un siniestro. Sabiendo que estás en buenas manos. Es tu mediador de seguros!

Tienes un seguro de incendios? los conocías? cuéntanos y comparte!

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+32Tweet about this on TwitterShare on Facebook13Share on LinkedIn2Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

No hay comentarios

Responder