Solicitud, proposión del Seguro. Declaración exacta del Riesgo

En la actualidad llaman a nuestros teléfonos móviles y nos hacen una oferta en nuestro nuevo seguro. Pero tras esta llamada se “esconde” algo más, en esta simple pero a la vez complicada llamada hay una solicitud, una propuesta y una declaración exacta del riesgo!

proposicion-del-seguro

Bueno, si es una buena llamada, claro.
Dicho esto, que contiene, que es, como es dichos documentos?

Solicitud, proposión del Seguro

Impreso editado por el asegurador para cada seguro, que contiene un cuestionario. Dicho cuestionario   facilita  la  información   necesaria   al  asegurador   para  decidir  si  el  riesgo  es aceptable o no.

El cuestionario que incluye la solicitud variará dependiendo del tipo de seguro que se quiere contratar,  ya que no es lo mismo un riesgo de incendio  que el de robo o un seguro de vida. Mediante el análisis de dicho cuestionario el asegurador podrá conocer la naturaleza y características del riesgo para así aceptarlo, rechazarlo, fijar las condiciones y evaluar el precio que corresponda a dicho riesgo. Las personas encargadas de esta evaluación se denominan suscriptores.

La solicitud de seguro no vincula al solicitante,  esto es, el posible tomador no está obligado a nada.

Imagen de portada Fotolia.

Proposión de Seguro

Documento que el asegurador entrega al solicitante haciendo una oferta, una vez analizada la solicitud  y  aceptado  el  riesgo  descrito  en  la  misma.  Deberá  contener  las  características  y condiciones de la cobertura del riesgo y el precio de la misma.

La proposición  de seguro vincula al asegurador  durante un plazo de   15 días, siempre que el posible tomador decida  aceptarla  dentro de dicho plazo. El asegurador está  obligado  a mantener durante dicho plazo las mismas condiciones y precio del seguro que figure en la proposición.

Declaración exacta del Riesgo

Como ya anteriormente  hemos  dicho, el contrato de seguro está basado en la buena  fe; esto implica que la falta de ésta por parte de los contratantes es suficiente para anularlo. Por ello, esta exigencia de la buena fe se manifiesta en un doble aspecto  respecto del contrato de seguro.

En  primer lugar, porque al ser el seguro un contrato de adhesión en el que el  tomador  se subordina a las condiciones redactadas unilateralmente por el asegurador, éste está obligado a un cumplimento estricto de la buena  fe, incompatible con cláusulas lesivas  u oscuras para el asegurado.

Como vemos es necesaria e indispensable la buena fe del solicitante ya que el  asegurador estará a merced de su declaración para establecer las  garantías y sus  condiciones. Si se incumpliera dicho deber, el asegurador podrá rescindir el contrato mediante declaración dirigida al tomador en el plazo de un mes a contar desde el conocimiento de la reserva o inexactitud en la declaración del riesgo.

En definitiva,  es de gran importancia  la  cumplimentación  seria,  precisa y  en  profundidad  de cada  uno  de los  apartados  del  cuestionario  que  se presente  al  posible  tomador,  ya que  es pieza fundamental  del mecanismo   asegurador  y del funcionamiento  satisfactorio  del contrato de seguro entre ambas partes.

Para el caso de los  seguros  de vida la declaración  exacta  del riesgo  será la declaración  de salud, que formando parte de la solicitud contendrá preguntas acerca de su estado de salud generalmente en el plazo de los dos o cinco últimos años.

Ya hablaremos en su momento de cada seguro…

Comparte; todos aprendemos ;-)Share on Google+30Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn12Email this to someoneBuffer this page

Artículos similares

No hay comentarios

Responder