Etiquetas Mensajes etiquetados con "seguros"

seguros

1 229

que-es-un-siniestro

Llega la palabra maldita. La palabra que no estamos acostumbrados a decir. Siniestro. No!!!! Porqué me ha tenido que pasar a mi!

Sugerimos que le des al play y entres en el lado salvaje de la vida

Una joya de canción del gran Lou Reed, que por desgracia falleció el 27 de octubre de 2013, este año.

Imaginamos que como los protagonistas de la canción, estas perdido cuando tienes un siniestro. Los pensamientos que nos vienen a la mente son diversos determinantes por dos motivos:

a – consecuencia del alcance del siniestro y

b – la capacidad mental del asegurado para pasar por situaciones difíciles.

Por dios; ya que ha padecido un siniestro esperemos que esté bien asegurado. Pero, teóricamente, que es un siniestro? Descúbrelo.

Qué es un siniestro

Un siniestro es la materialización de un daño.
El siniestro lo podemos definir como la manifestación del riesgo asegurado; es decir, un acontecimiento que origina una serie de daños concretos que se encuentran garantizados en la póliza hasta una determinada cuantía.

Sin embargo, no hay que entender siempre el siniestro desde una perspectiva negativa, porque hay siniestros de carácter positivo, como por ejemplo, llegar a la edad de jubilación y adquirir el derecho a percibir una renta.

¿Qué hay que hacer en caso de siniestro?

Ante todo intentar estar lo más tranquilo posible.

Psicológicamente sería “normal” quedarse bloqueado. No es una situación a la que esté acostumbrado a pasar.

[Tweet “que es un siniestro dale un #tweet #seguro @mejoressegurosm “]

En cualquier caso debe saber que tiene unos consejos e incluso obligaciones:

Reducir las consecuencias. Una vez ocurrido el siniestro, el asegurado debe procurar reducir sus consecuencias, adoptando las medidas de salvamento que considere más adecuadas.

Notificar el siniestro. Comunicar el siniestro al asegurador dentro del plazo establecido.

Mantener siempre informada a la compañía de seguros. Durante la tramitación, el asegurado debe ir aportando toda la nueva documentación que surja (facturas, informes médicos, etc.)

Informar a la aseguradora de las recuperaciones. Si una vez ocurrido el siniestro el asegurado obtuviera alguna cantidad monetaria por parte del  responsable del daño o recuperase algún bien, deberá comunicarlo al asegurador.

Comunicar a los perjudicados la existencia del seguro. El cumplimiento de este deber beneficia al tercero perjudicado, a quien el asegurado debe informar de la existencia de un seguro que garantiza los daños.

Obligaciones de la aseguradora

El pago de la indemnización. Constituye la principal obligación de la compañía de seguros. Su cuantía se determina en función de la tasación de los daños, con el límite máximo que figure en la póliza.

Comunicar el rehúse del siniestro. A la vista de los datos que se pongan de manifiesto y en base a las normas de la póliza, la entidad aseguradora puede acordar el rehúse del siniestro. Debe hacerlo por escrito al asegurado, expresando los motivos del mismo, a fin de que el asegurado acepte la decisión de la compañía o realice una reclamación si lo considera conveniente.

Estos son trámites internos de la entidad de seguros, pero una descripción de ellos permite entender esta parte de la actividad aseguradora.

Dentro de la propia aseguradora, mediador o correduría se suceden una serie de pasos. Estos a grandes rasgos serían;

La apertura del expediente, valoración del siniestro, comprobaciones, intervención de perito y resolución de la tramitación…

¿Se nos ha olvidado algo? Si conocemos que quizá falta detalle de cada una de las partes, pero pretendemos mostar lo que es un siniestro. ¿Tu añadirías algo más?

 

 

 

0 460

que-es-la-edad-actuarial

 icon-edit La edad actuarial en los seguros

Tanto si eres profesional del seguro como si eres un “profano” que has acabado en esta web, creo que te puede venir igual de bien este post.

La pregunta surge cuando contratamos un seguro de vida. Al leer el condicionado, las cláusulas del seguro, puede generar dudas.

 icon-check Qué es la edad actuarial

Si buscásemos en cualquier diccionario este término viene recogido como una de las acepciones de edad relacionadas con los seguros de vida, pero no nos aclara nada. En cambio, buscando dentro de los diccionarios específicos de seguros, ya sea en la red internet o en un diccionario publicado en papel, encontramos su acepción. La edad actuarial es la edad de una persona que se toma de referencia para suscribir un seguro de vida.

[Tweet “que es la edad actuarial? dale un tweet! @mejoressegurosm”]

 icon-bullhorn Qué utilidad tiene la edad actuarial

La edad actuarial se toma como referencia para calcular la tarifa que correspondería ante esta característica, por ejemplo: una persona de 27 años quiere contratar un seguro de vida entonces la aseguradora le preguntará cuando es su próximo aniversario, si a la persona le faltan menos de 6 meses para su próximo cumpleaños entonces la empresa aseguradora tomará como registro que la persona ya tiene 28, en caso contrario (que falten más de 6 meses) constará que tiene 27 años.

Derechos de Imagen; Fotolia

 icon-eye ¿Cuando puede afectar la edad actuarial en los seguros?

S implica diferencias en caso que, por ejemplo, el interesado tenga 49 y ya se lo registren como una persona de 50 años, lo cual incrementará levemente el coste de la prima y por ende también lo hará el precio final de seguro a pagar. Esto pasa en diferentes márgenes de edad que las aseguradoras utilizan como referencia, no pasaría lo mismo en el caso de tener en 47 y 48 años.

 icon-file Cómo afecta al precio final del seguro la edad actuarial

A la hora de calcular la prima final de un seguro de vida, la edad actuarial es uno de los factores que se estudian detalladamente para determinar la cifra final. En la mayoría de las compañías aseguradoras, la edad actuarial puede llegar a incrementar levemente el precio final del seguro. Por ello, te aconsejamos que tengas en cuenta este término a la hora de contratar tu seguro de vida.
Si estás pensando en contratar un seguro de vida, tienes que tener en cuenta la edad con la que lo vas a suscribir, ya que como tomador del seguro, podrás ver condicionado el precio del mismo, si no tienes en consideración, cómo calcula la edad que tienes tu compañía aseguradora. Ésta calculará el rango de edad en el que te encuentras y la prima que debe aplicar por él, determinando la edad actuarial que tengas en el momento de la firma, pudiendo verte beneficiado o perjudicado por la misma.

tarta edad actuarialA modo de resumen; La edad actuarial es una de las características tenidas en cuenta para saber el precio que puede costarte la prima del producto. La edad actuarial es la edad que se toma como referencia del interesado, la cual no será exacta a la real sino que se aproxima en números redondos según la cantidad de meses que falten para el próximo cumpleaños.

Esperamos haber explicado lo que es la edad actuarial, cualquier duda que tengáis, aquí estamos!

0 416

 icon-book Perfección, toma de efecto y duracción del contrato de seguro.

Se entiende por “perfección”; El contrato se perfecciona mediante la firma de la póliza por ambas partes. La cobertura contratada o sus modificaciones o adiciones no tomarán efecto mientras no haya sido pagado el recibo de prima. Podemos leer esto en el diccionario de la Mutua.

El término perfección en el ámbito de los seguros es el momento en que nacen los derechos y obligaciones al concluir todos los requisitos.

La perfección del contrato es el momento en que el mismo comienza a obligar a cumplir lo pactado. Es el comienzo formal y se produce cuando se ha dado cumplimiento a todos los requisitos formales necesarios, emitiéndose, firmando y entregando la póliza.

La toma de efecto se produce desde el momento en que se paga la prima, surgiendo para el asegurador la obligación concreta de cubrir el riesgo y de indemnizar el posible siniestro.

La duración del contrato no puede tener una duración superior a diez años.

Fotografía Fotolia.

 icon-briefcase ¿Cuánto será la duración del contrato de seguro?

La duración del contrato de seguro será la que libremente acuerden las partes, no pudiendo exceder, por norma general, de 10 años. No obstante, se permite la contratación del seguro por anualidades, previéndose renovaciones tácitas también anuales, salvo comunicación expresa en contrario efectuada con dos meses de antelación a la finalización de la vigencia de la póliza. Este plazo anual con renovaciones tácitas suele ser la tónica general.

[Tweet “duración del contrato de #seguro”]

Respecto a la duración de los seguros, es importante diferenciar entre lo que se ha estipulado en el contrato y las posibles prórrogas tácitas que se realizan del mismo. Como ha quedado indicado, lo más habitual es que el contrato de seguro (a excepción de los seguros de vida) fije una duración anual, siendo el contrato renovable por plazos de 1 año tácitamente. Con ello, lo que se produce cada año es una renovación del seguro, normalmente en los mismos términos y condiciones que en la anualidad anterior, pues en caso contrario se debe informar de ello al cliente. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con los seguros de hogar, seguros médicos, etc., en los que si bien el tomador puede llevar un determinado número de años con el seguro, no significa que la duración de dicho seguro sea de 15, 20 o 30 años, sino que anualmente se ha ido renovando. La limitación temporal del contrato de seguro a 10 años como regla general tiene, entre sus objetivos, proteger al tomador del seguro, facultándole, mediante el sistema de prórrogas anuales, a no renovar el contrato de seguro, previa comunicación a la entidad asegurada en tiempo y forma, anualmente, si así lo considera oportuno.

Fuente consultada.

Hablaremos en próximos post sobre la legalidad en darse de baja en el seguro y sus características.

Ya sabes que toda aportación es poca, anímate y dinos algo!

0 1893

Todos hemos firmado uno de estos contratos. Incluso lo hemos firmado sin saber muy bien lo que decía. Por ello es tan importante las clases y requisitos del contrato de seguros.

 icon-book Clases y requisitos del contrato de seguros

La clasificación legal básica de los seguros diferencia:

  • Seguro contra daños.
  • Seguro de personas.

Los seguros contra daños a su vez pueden ser:

  • Seguro de incendios.
  • Seguro contra el robo.
  • Seguro de transportes terrestres.
  • Seguro de lucro cesante.
  • Seguro de caución.
  • Seguro de crédito.
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Seguro de defensa jurídica.

Algunas subvariedades serían el (seguro de alquiler), para proteger una propiedad alquilada, el seguro multirriesgo del hogar o el seguro agrícola, para protegerse de la pérdida de una cosecha.

requisitos-contrato-seguro

Los seguros contra personas pueden ser:

  • Seguro sobre la vida.
  • Seguro de accidentes.
  • Seguros de enfermedad y de asistencia sanitaria.

La variedad es muy amplia e incluso se pueden negociar contratos no previstos por la aseguradora. Algunos ejemplo menos comunes son:

  • Asegurar una parte del cuerpo. Las piernas, el pecho, la nariz, etc.
  • Asegurar un sorteo. Si sale premiado lo paga la aseguradora y si no sale la aseguradora ha ganado.
  • Seguros de vehículo de duración un día. Por ejemplo vehículos antiguos que se conducen uno o pocos días al año.
  • Seguro de título inmobiliario. También llamado seguro de título, es un tipo de seguro creado en los Estados Unidos para proteger toda clase de compraventa inmobiliaria o gravamen sobre inmueble. Según Carlos Odriozola autor del primer libro escrito sobre el tema en idioma castellano “El Seguro de Título Inmobiliario”, el seguro de título es un convenio de indemnización, pues colateralmente a una operación principal, que puede ser la compraventa o la hipoteca, la aseguradora se obliga a indemnizar al asegurado en el caso de que éste tuviera alguna pérdida causada por acciones incoadas por un tercero.

En algunos caso es obligatorio por Ley tener un seguro como por ejemplo:

  • Seguro obligatorio de vehículos, que es seguro básico del ramo más amplio del seguro del automóvil
  • Seguro de perros considerados peligrosos.
  • Seguro de caza.
  • Seguro de daños materiales o de caución, a contratar por el promotor de un edificio.

En estos casos los poderes públicos entienden que la peligrosidad de ciertas actividades es suficiente para obligar a quién las efectúa a contratar un seguro que proteja a terceras personas de los daños que se puedan causar.

Otros contratos pueden venir obligados por un contrato anterior. Es muy habitual en una hipoteca tener que asegurar el bien hipotecado a favor del acreedor.

[Tweet “clases de contrato de #seguros”]

 icon-bell Requisitos de contratos de seguros

Todo contrato de seguro ha de estar integrado por unos elementos esenciales que si alguno no existiera, el contrato sería nulo de pleno derecho y por ello no podría surtir los efectos deseados.

Dichos elementos son:

1.- Causa

2.- Objeto

3.- Consentimiento de las partes.

1.- Causa: es el deseo de protegerse contra un riesgo. Así si en el momento de contratarse un seguro no existiese riesgo o bien éste ya se ha realizado, ya ha ocurrido el siniestro, el contrato sería nulo, porque no existiría causa.

Por ejemplo, no podremos suscribir un seguro de incendios sobre una casa que ya se ha quemado, ni un seguro de accidentes sobre una persona que se encuentra en ese momento de baja por accidente.

2.- Objeto: el interés que tiene una persona en que el siniestro no se produzca por tener una relación económica con el bien asegurado.

Interés asegurable: es el interés de la persona en conservar sus bienes y ha de ser legítimo, que no vaya contra la Ley y que sea posible su estimación en dinero.

Así, si no hubiera relación económica entre el asegurado y el objeto asegurado, el contrato sería nulo.

Por ejemplo, si el Sr, Vázquez, comerciante de Madrid solicita un seguro de incendios para el comercio del Sr. López también de Madrid, pero no existe ninguna relación entre el Sr. Vázquez y el Sr. López ni entre sus comercios. Por ello no habría posibilidad de suscribir la póliza de incendios, ya que no existe objeto del contrato de seguro.

Teniendo en cuenta ese interés, una persona puede asegurar su vida o la de otra persona por al cantidad que considere oportuna.

3.- Consentimiento de las partes: es la intención de las partes en cumplir lo acordado en un contrato de seguro.

Para poder prestar consentimiento es necesario tener capacidad para contratar, entendiéndose por tal capacidad la aptitud o facultad de las personas para celebrar contratos que generan derechos u obligaciones, así como para modificarlos o extinguirlos.

Estos elementos son:

1.- Tomador

2.- Asegurado

3.- Beneficiario

1.- El tomador del seguro es la persona física o jurídica que pacta y suscribe el contrato de seguro con el asegurador, asumiendo las obligaciones que del contrato se deriven; en definitiva, es quien firma la póliza y paga la prima. Es el comprador del seguro.

2.- El asegurado es la persona que se halla expuesta al riesgo en su persona o bienes, que se cubre mediante la póliza de seguro.

3.- El beneficiario es la persona designada para percibir la prestación del seguro contratado en caso de que se produzca el siniestro.

El beneficiario es designado por el tomador del seguro y lo podrá modificar tantas veces como estime oportuno sin necesidad de consentimiento del asegurado ni del asegurador, comunicándolo por escrito a éste o en testamento.

Estas tres figuras pueden coincidir o no en una misma persona y así podemos establecer las siguientes posibilidades de coincidencia:

1) Tomador, asegurado y beneficiario la misma persona

2) Tomador y asegurado iguales y beneficiario distintos

3) Asegurado y beneficiario los mismos y tomador distinto

4) Tomador y beneficiario iguales y asegurado distinto

5) Tomador, asegurado y beneficiario distintos.

La designación de beneficiarios en los seguros personales y especialmente en los seguros de vida tiene una importancia vital a la hora de recibir la prestación especialmente para caso de fallecimiento por las implicaciones fiscales que de ello derivan.

8 9105

 icon-comments ¿Cuales son las diferentes clases de Seguros?

El mundo del seguro es eso, un mundo! Así comenzamos este buen (esperemos) post sobre los diferentes tipos de seguros que hay.

Intentar explicar todos los seguros que hay lo vemos imposible; seguro que se nos escapa alguno. Es muy variada la gama, no solo depende de un factor, sino de múltiples como veremos a continuación.

clases-y-tipos-de-seguros

icon-dot-circle-Clases y tipos de Seguros

Por el tipo de riesgo:

1. Personales

2. Materiales

3. Patrimoniales

Por el tipo de asegurado:

1. Particulares

2. Empresariales

Por el número de asegurados:

1. Individual

2. Colectivo

Por la clase de riesgo:

1. Sencillos

2. Industriales

Por el tipo de prima:

1. Temporales

2. Vitalicias

3. Unicas

4. Periódicas

Por la situación geográfica:

1. Terrestres

2. Marítimos

3. Aéreos

  icon-euro A continuación y una vez hecha la clasificación vamos a definir cada uno de ellos con el fin de conocer que cubren en cada caso:

Los seguros personales cubren los riesgos que afectan a la existencia (seguro de vida) o a la integridad de las personas. A su vez los podemos clasificar en:

1. Seguro de Vida: cubre el riesgo de muerte natural o supervivencia y la incapacidad.

2. Seguro de Accidentes: cubre el riesgo de incapacidad o muerte como consecuencia de un accidente.

3. Seguro de Enfermedad: cubre los gastos de asistencia médica para caso de enfermedad.

4. Seguro de Enterramiento o decesos: cubre los gastos ocasionados a los herederos por los servicios funerarios.

 

Los seguros materiales cubren los daños a los que están sometidos los objetos y los animales. A su vez los podemos clasificar en:

1. Seguro de incendio: cubre los daños ocasionados por el fuego o como consecuencia del intento de salvarlos del incendio.

2. Seguro de robo: cubre los objetos robados y los deterioros ocasionados a consecuencia del mismo.

3. Seguro de transporte: cubre los daños ocurridos durante el transporte de mercancías tanto a los medios de transporte como al contenido.

4. Seguro de automóvil: cubre variados riesgos en función del tipo de póliza suscrita.

5. Seguro agrícola: cubre los riesgos que afectan a explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales.

Derechos de foto; fotolia

Los seguros patrimoniales cubren los riesgos a los que están sometidos los intereses del patrimonio del asegurado. Los podemos clasificar en:

1. Seguro de responsabilidad civil: cubre los riesgos que involuntariamente pueden causar daños a terceras personas. Estos a su vez pueden ser:

Seguro familiar: cubre el riesgo de daños que pueden ocasionar el tomador, su cónyuge, sus hijos menores de edad y/o familiares que convivan con él.

Seguro profesional: cubre el riesgo de daños que puedan derivarse del ejercicio de la profesión.

Seguro de productos: cubre los riesgos que pueden derivarse de los productos fabricados, distribuidos, vendidos, etc.

Seguro empresarial: cubre el riesgo de los daños que pueda ocasionar involuntariamente una empresa en su actividad normal.

Seguro patronal: garantiza las indemnizaciones económicas que pueden derivarse de lesiones corporales ocasionadas a empleados del asegurado como consecuencia de accidentes de trabajo.

Seguro de crédito: cubre al asegurado de la insolvencia de sus deudores.

Seguro de Caución: tiene por objeto el garantizar el pago de una obligación

Seguro de pérdida de beneficios: cubre al empresario de los perjuicios o pérdidas económicas derivadas de un siniestro.

Los seguros particulares cubren los riesgos de las personas, familias, etc.

Los seguros empresariales cubren los riesgos que tanto los empleados como la propia empresa puedan ser objeto.

Los seguros individuales cubren una sola cabeza, y en caso de que sean mas, deben estar relacionados entre sí por un vínculo especial.

Los seguros colectivos o de grupo protegen a un colectivo sujeto al mismo riesgo aunque la póliza la contrata un solo tomador. Es necesario que exista un vínculo de unión entre todos los asegurados. Los principales seguros colectivos son de vida, accidentes, enfermedad y automóvil, responsabilidad civil, etc.

Los seguros públicos son aquellos en los que el Estado actúa como asegurador.

Normalmente son seguros obligatorios.

Los seguros privados son aquellos en los que el asegurador es una Sociedad Anónima de Seguros, Sociedad Mutua de Seguros o Cooperativa de Seguros. La mayoría de seguros privados son voluntarios.

Los seguros temporales cubren los riesgos durante un plazo establecido.

Los seguros industriales hacen referencia al riesgo de incendio de empresas de carácter industrial, fábricas, teatros, etc.

Los seguros de prima temporal indican que la prima se abonará durante un período determinado.

Los seguros de prima vitalicia indican que el pago de la prima se efectuará siempre que viva el asegurado.

Los seguros de prima única indican que la prima se paga de una sola vez.

Los seguros de prima periódica indican que la prima se pagará durante toda la duración de la póliza.

Los seguros terrestres cubren objetos situados en la tierra.

Los seguros marítimos cubren objetos situados en el mar.

Los seguros aéreos cubren objetos situados en el aire.

También podemos encontrarnos con una modalidad de seguro denominada seguro combinado, que son aquellos que agrupan diversos seguros y por ello cubren varios riesgos en una única póliza.

Y tu, ¿qué seguro tienes? ¿cual es el seguro más raro que has conocido?

 

0 608

¿Qué es el riesgo?

Realmente cual es la definición de la palabra Riesgo: es un hecho futuro, incierto, posible e independiente de la voluntad de las personas contratantes, que de tener lugar produce consecuencias económicas no deseadas.

Es la razón de ser del seguro, ¿qué es el riesgo?

que-es-el-riesgo

Mediante el seguro se sustituyen los perjuicios causados por un riesgo, a cambio de un precio llamado prima, que garantiza el pago o el resarcimiento de los perjuicios sufridos.

Para que sea asegurable ha de cumplir una serie de condiciones que son:

• Posible, es decir, que pueda suceder.

• Incierto, esto es, que no exista la certeza de que pueda suceder.

• Fortuito, esto es, que no dependa de la voluntad del asegurado.

• Lícito, es decir, que no vaya contra la Ley.

• Medible, es decir, que debemos conocer estadísticamente la probabilidad de que ocurra y la valoración económica de sus consecuencias.

Y tu, ¿que opinas que es el riesgo?

Este, por ejemplo, es uno de los “riesgos” que puedes correr si no dispones de un buen seguro:

Clases de Riesgos

En base al objeto afectado los riesgos los podemos clasificar en:

Riesgos personales: Afectan o amenazan a las personas, como el fallecimiento, la supervivencia sin recursos económicos suficientes, los accidentes, la enfermedad, etc.

Riesgos materiales: Afectan o amenazan a los animales o a las cosas, como el incendio, el robo, el transporte, etc.

Riesgos patrimoniales: Afectan o amenazan al patrimonio abstracto de las personas, como la responsabilidad civil, el crédito, la paralización de los trabajos, etc.

¿Cuantos tipos de “riesgos” hay?

Como bien nos dice el diccionario de la Fundación Mapfre, hay muchos tipos de riesgo.

Como diferentes clases de riesgos pueden citarse las siguientes:

Derechos de foto; fotolia

  • riesgo accesorio (accessory risk; extended coverage). En el Derecho de Seguro español, se conoce como tal a aquel cuya cobertura, salvo excepciones, no necesita la previa autorización del ramo a que pertenezca, siempre que se oferte conjuntamente con un riesgo principal de ramo sí autorizado y cumpla los siguientes requisitos:– Estar vinculado con el riesgo principal.– Referirse al objeto cubierto por este.– Estar garantizado por un mismo contrato.– No necesitar el ramo a que pertenezca el riesgo accesorio mayores garantías financieras que aquel a que corresponda el riesgo principal.
  • riesgo agravado (increased risk). Véase agravación (del riesgo) .
  • riesgo asegurable (insurable risk). Aquel que, por su naturaleza, es susceptible de ser asegurado; es decir, cumple los caracteres esenciales del riesgo (véase). Se opone a riesgo inasegurable (véase este concepto).
  • riesgo asumible (self-insured retention). Aquel que una persona o una organización acepta manejar con sus propios medios, sin transferirlo. Véase retención del riesgo.
  • riesgo atómico (atomic risk). Es el que proviene de la posibilidad de una explosión o radiación nuclear. Dada su gravedad, no es normalmente aceptado por aseguradores individuales, sino que su cobertura suele corresponder a un pool o consorcio de aseguradores.
  • riesgo catastrófico (catastrophe hazard). Se da este nombre al que tiene su origen en hechos o acontecimientos de carácter extraordinario, tales como fenómenos atmosféricos de elevada gravedad, movimientos sísmicos, conmociones o revoluciones militares o políticas, etc., cuya propia naturaleza anormal y la elevada intensidad y cuantía de los daños que de ellos pueden derivarse impiden que su cobertura quede garantizada en una póliza de seguro ordinario.Aquel que, de materializarse, puede conducir a una organización, entidad o empresa a su desaparición. Aquel que afecta a un gran número de personas, bienes o territorios, ocasionando elevadas pérdidas materiales y humanas, y el periodo de recuperación de las infraestructuras y vuelta a la normalidad es muy prolongado. En España estos riesgos, por lo general, están asegurados por un organismo oficial (Consorcio de Compensación de Seguros, véase) en el que existe un fondo económico integrado por las aportaciones que cada una de las entidades aseguradoras efectúa de una parte de sus primas recaudadas en, prácticamente, todos los ramos.
  • riesgo común (common hazard). Se dice que dos o varios bienes u objetos constituyen riesgo común cuando la propia naturaleza y proximidad de ellos obliga a considerarlos como un riesgo único, puesto que la ocurrencia de un siniestro en uno afectaría inexorablemente a los restantes.En este sentido, se habla de riesgos comunes (o cúmulo de riesgos), p. ej., respecto a las personas que viajan en un mismo avión, respecto a las diversas viviendas que constituyen un mismo inmueble, etc.
  • riesgo constante (constant risk). Aquel que se mantiene inalterado durante la cobertura del seguro; por ejemplo, el riesgo de incendio de un mobiliario.
  • riesgo corrido (expired risk). Se da este nombre al riesgo temporalmente vencido. En este sentido, si se considera, p. ej., que una póliza se concierta por un periodo de 12 meses (desde el 1 de enero al 31 de diciembre próximo), en cualquier momento intermedio dentro de este plazo, se dice que el riesgo ha corrido desde el día 1 de enero hasta ese momento.A efectos de cálculos de resultados técnicos, se utiliza frecuentemente el concepto riesgo corrido para comparar los siniestros que ha tenido una póliza, o conjunto de ellas, en un periodo determinado y las primas imputadas correspondientes a ese mismo periodo de riesgo.
  • riesgo contiguo (contiguous hazard). Aquel que, aun siendo independiente, está en contacto con otro, por lo que el siniestro que afecte a uno de ellos puede trasmitirse al otro. Tal sería, p. ej., el caso de dos edificios separados por un muro medianero.Es este un aspecto importante en la tarifación, por ejemplo, de un riesgo de incendio, ya que la reducida peligrosidad de un edificio destinado a vivienda puede alterarse, agravándose, si en el edificio contiguo está instalada una fábrica de productos fácilmente inflamables.
  • riesgo distinto (different risk). Es aquel que no tiene relación ni conexión con ningún otro. Se diferencia en este sentido del riesgo común y de los riesgos contiguos y riesgos próximos . Véase estos conceptos.
  • riesgo en curso (current risk). El que existe durante el periodo de vigencia de una póliza. Véase en provisiones técnicas el subconcepto de provisiones de primas no consumidas.
  • riesgo especulativo (speculative risk). El que, por su carácter comercial, es propio del negocio de las empresas y determina que, en función del mismo, pueden obtenerse mayores o menores beneficios.
  • riesgo exceptuado (risk excluded). Aquel que usualmente no es aceptado por el asegurador. Véase exclusión de riesgos y riesgo excluido.
  • riesgo extraordinario (extraordinary risk). Aquel que por la magnitud y/o naturaleza de sus causas y efectos, excede de la posibilidad de cobertura de un seguro normal, siendo por tanto preciso arbitrar fórmulas especiales para su aseguramiento. En general, es sinónimo de riesgo catastrófico (véase este concepto).
  • riesgo extraprofesional (non-professional hazard). Aquel que, en oposición al riesgo profesional corresponde a la vida particular o privada del asegurado.
  • riesgo financiero (financial risk). Aquel que se relaciona con la capacidad económica del asegurado, en relación con el capital asegurado y la modalidad de seguro que se desea contratar. También riesgo de inversión.
  • riesgo físico (physical hazard). Sinónimo de riesgo material
  • riesgo heterogrado (heterograde risk). Aquel que, en oposición al riesgo homogrado puede revestir diversa graduación o cuantía en su realización; p. ej., el riesgo de incendio.
  • riesgo homogrado (homograde risk or risk based on homograde statistics). Aquel que, en oposición al riesgo heterogrado siempre reviste la misma graduación en su realización; p. ej., el riesgo de muerte.
  • riesgo inasegurable (non-insurable risk). Aquel que, frente al riesgo asegurable carece de alguno de los elementos o caracteres del riesgo (véase) que impiden su aseguramiento.
  • riesgo industrial (industrial risk). En general, se da este nombre al que puede afectar a una empresa de naturaleza industrial. En este sentido, se opone al denominado riesgo sencillo.
  • riesgo inmediato (proximate risk). Sinónimo de riesgo próximo.
  • riesgo locativo (tenant´s risk). El que atañe a la responsabilidad que pueda incumbir al arrendatario respecto al arrendador por daños, a causa de incendio, en el local arrendado.
  • riesgo material (material risk; physical hazard). Aquel que afecta a elementos o bienes materiales y se refiere a la posibilidad de su destrucción total o parcial, sustracción o pérdida.
  • riesgo moral (moral hazard). Véase asimetría de la información.
  • riesgo normal (standard risk). El que se ajusta a unas normas comunes de reacción, respuesta o comportamiento.
  • riesgo objetivo (objective risk). Aquel cuya composición, características, circunstancias intrínsecas o extrínsecas y otros aspectos básicos aparecen descritos en la póliza –o son susceptibles de ello–, de modo que permiten a la entidad aseguradora tener una información suficiente y correcta del mismo.
  • riesgo ocupacional (occupational hazard). Aquel que se deriva de la profesión o actividades normales del asegurado.
  • riesgo ordinario (common risk; common hazard). Es aquel que, en su planteamiento y efectos previsibles, responde a las pautas normales de contratación en el mercado de seguros, y si en él concurre alguna circunstancia que le convierte en atípico, puede ser asumido por el asegurador mediante la aplicación de cualquier medida correctora, como sobreprima, recargo, franquicia, etc. Se opone a riesgo extraordinario (véase este concepto).
  • riesgo patrimonial (property risk). Aquel que implica una disminución o pérdida, total o parcial, del patrimonio del asegurado como consecuencia de un evento que puede afectarle.
  • riesgo personal (personal risk). Aquel que afecta a circunstancias de la persona, tales como su salud, integridad física o mental, capacidad para el trabajo, vejez o supervivencia.
  • riesgo profesional (occupational hazard). En general, es aquel que tiene su origen en el ejercicio de una profesión o actividad y puede afectar directa y corporalmente al trabajador que la realiza.
  • riesgo progresivo (increasing risk). Aquel que va aumentando con el transcurso del tiempo; p. ej., el riesgo de muerte de una persona. Es concepto contrario a riesgo regresivo.
  • riesgo próximo (proximate risk). Es aquel que, aunque separado de otro, está a una distancia lo suficientemente pequeña como para que el siniestro de uno de ellos pueda afectar al otro.
  • riesgo puro (pure risk). El que corresponde estrictamente a la posibilidad de que un hecho ocurra.
  • riesgo regresivo (decreasing risk). Aquel que va disminuyendo con el transcurso del tiempo; p. ej., el riesgo de no cobrar un crédito pendiente a medida que el deudor va reembolsando su importe en los plazos estipulados. Es concepto contrario a riesgo progresivo.
  • riesgo sencillo (simple risk). Usualmente se denomina así el riesgo de incendio referido a viviendas, oficinas, locales de negocios, pequeños comercios, etc., para contraponerse al llamado riesgo industrial.
  • riesgo subjetivo (moral hazard). Aquel que, al contrario del riesgo objetivo implica un conjunto de circunstancias relativas al asegurado difícilmente objetivables, por lo que son de compleja valoración para el asegurador. Son ejemplos de riesgo subjetivo la moralidad del asegurado, su estado de salud, su situación económica, su conducta más o menos despreocupada, etc.
  • riesgo tarado (impaired risk). En el seguro de vida, se da ese nombre al que, por deficiencia en la salud del asegurado, excede del nivel considerado como normal. Su aceptación por la entidad aseguradora implica frecuentemente el establecimiento de una sobreprima compensatoria. También riesgo agravado.
    Ahora te toca; compártelo; no hay #riesgo!

0 182

Definición del seguro.  ¿Qué es el seguro?

Según Wikipedia, la definición de seguro supone la transferencia de riesgos que trata de eliminar algunas de las consecuencias económicas negativas de los siniestros, de forma que el importe de los daños o pérdidas que sufre una parte se distribuyen entre una comunidad de personas que la soporta de forma conjunta, con un efecto mucho menor que si el daño se presentara de forma individual.

definicion-de-seguro

Desde un punto de vista matemático, el seguro transforma los riesgos a los que están sometidos las personas en probabilidades soportables a través de una organización. El seguro se configura como una pieza básica de la actual estructura social.2 La institución del seguro tiene dos grandes manifestaciones en la sociedad:

  • Seguridad Social, que es un sistema obligatorio de cobertura, administrado por el Estado, dirigido a proporcionar protección y bienestar a los ciudadanos, que suele garantizar una prestación económica en caso de jubilación, incapacidad laboral, fallecimiento, desempleo etc.
  • Seguros privados que cubren y protegen a las personas o entidades que contrata, pudiendo ser de suscripción obligatoria o voluntaria. Ejemplos de seguros privados son los seguros de robo o incendio de un inmueble o los seguros de automóviles o de accidentes de personas.

 Esto sería wikipedia!

[Tweet “Que es el #seguro dale un tweet!”]

Definición del seguro o mejor dicho, alguna otra definición:  El concepto de “seguro” puede ser analizado desde el principio de contraprestación. Es un contrato mediante el cual, el Asegurador, a cambio de una prestación económica llamada “prima” se hace cargo de los daños que puedan sucederle a unos objetos predeterminados por el Asegurado, en caso de que acontezca alguno de los siniestros descritos en la póliza. Desde un punto de vista general, puede entenderse como una actividad “económico-financiera que presta el servicio de transformación de riesgos de diversa naturaleza a que están sometidos los patrimonios, en un gasto periódico presupuestable, que puede ser soportado fácilmente por cada unidad patrimonial”. (Ignacio H. Larramendi).

Características: El seguro es un servicio y no una actividad industrial. La actividad aseguradora tiene un marcado acento financiero y económico. Facilita la redistribución de capitales al evitar que un elevado número de patrimonios se puedan ver afectados por perdidas (siniestros). Contribuye a la economía del país mediante las inversiones y reservas económicas. Ayuda a las economías familiares estimulando el ahorro y dando prestación financiera cuando es más necesaria.

Ofrece: Asistencia técnica, especialmente en los riesgos de naturaleza industrial. Asistencia médica, clínica, quirúrgica o de rehabilitación. Servicio de asistencia judicial, defensa procesal, prestación de fianzas, etc.

Así es la Definición del seguro