Etiquetas Mensajes etiquetados con "servicios"

servicios

1 1690

me-han-subido-el-seguro

No me han avisado y el recibo del seguro es más caro. ¿Pueden hacerlo? ¿Es legal?

Suele pasar por desgracia de forma justificada o no este tipo de subidas. El caso es que suelen venir en el peor mes y cuando peor te viene!
Todos nos hemos llevado la desagradable sorpresa de ver disponemos de menos dinero del previsto en el banco y cuando “investigamos” el porqué descubrimos que el seguro de auto, hogar, vida… es el causante de esa minoría no esperada de tu economía personal.
Veamos este anuncio de Liberty Seguros en el que basan su comunicación en las personas. No en las máquinas.

¿Porque me han subido la prima del seguro y no me han avisado? Todos los seguros son iguales!

Cuando sucede esta subida, mejor dicho cuando te enteras de esta subida suele ser por diferentes motivos. Entre ellos está el que te hayan subido la prima del seguro por algún hecho que te expliquen.
Esta información suele producirse, por ejemplo, cuando has superado el “tope” de siniestralidad por ejemplo en auto y ven que tu caso concreto y personal merece una subida de prima.
Otra forma de enterarte es cuando ya es demasiado tarde, relativamente tarde, cuando ver por sorpresa que el banco ha efectuado un pago del que tu no tenías conocimiento, al menos de su subida.

Foto de portada; Fotolia.
Esto es debido únicamente como hemos visto en el anuncio a las máquinas. Un humano, lógicamente, mete una serie de parámetros en el ordenador y en función de su resultado la prima sube.
Esos parámetros no son al azar. Un ejemplo básico sería el IPC anual. Todo tiene una subida “legal” por la cual no tienen porque avisarte.
Otro tema es cuando no se trata de esa subida “lógica” del IPC, sino que su incremento de debe a una subida general del seguro en cuestión o en tu póliza en concreto.

¿Qué puedo hacer? ¿Tengo que pagarla?

No tiene porqué pagarla. Simplemente tiene que retirar el recibo del banco. Bueno, acabará retirando el recibo del banco, pero siempre lo suyo es hablar antes de hacer nada con la entidad aseguradora o mediadora de su seguro.

[Tweet «dale un #tweet subida de prima sin avisar!!! @mejoressegurosm»]
El importe de la prima es un elemento esencial del contrato en cuanto constituye la principal de las obligaciones del asegurado establecida en el artículo 14 de la Ley de Contrato de Seguros. Por ello, cualquier modificación de la prima supone una modificación contractual conforme al artículo 1.203.1 del Código Civil, en consecuencia, no cabe dejar al arbitrio de uno de los contratantes la variación de esta obligación pactada, prescindiendo del consentimiento de la otra parte.

¿Qué ocurre si la compañía aseguradora me comunica la subida faltando menos de dos meses para que finalice el contrato?

Pues usted decide. Si ve que esa subida es “justa”, si está contento con la respuesta que su seguro de ha dado; adelante.
En el caso de que no acepte dicha subida, la aseguradora o mediador no podrá proceder al incremento de la prima. Haciendo de esa forma la finalización de la relación entre asegurado y aseguradora.
Un dato importante. Ver, leer y releer siempre muy bien el contrato del seguro.
La subida es legal cuando la variación del importe esté debidamente contemplada, en la póliza firmada por ambas partes al inicio de su relación.
Ejemplo. Seguro de Vida, en un determinado año está “pactada” una subida por que el riesgo es mayor. En ese caso, no hay nada que hacer. Se pacto cuando se firmó el seguro.
Incluso no tiene porque recibir un aviso de esa subida. Siempre, claro está, puede realizar la anulación de la póliza por el motivo que crea conveniente.

En el peor de los casos. Reclame

Toda compañía aseguradora o mediador, así como otros estamentos dan la opción de realizar una reclamación formal. De exponer sus quejas.
La primera recomendación es hablar con la propia compañía, con el departamento de atención al cliente y exponerle el caso.
Hay que tener en cuenta que lo que menos le interesa a ninguna empresa es tener un cliente incómodo o una mala publicidad por parte de dicho cliente. Los problemas suelen subsanarse hablando con la propia compañía.
Y tu, has ¿tenido una subida sorpresa? ¿Cómo lo has resuelto?

0 5071

Todos hemos firmado uno de estos contratos. Incluso lo hemos firmado sin saber muy bien lo que decía. Por ello es tan importante las clases y requisitos del contrato de seguros.

 icon-book Clases y requisitos del contrato de seguros

La clasificación legal básica de los seguros diferencia:

  • Seguro contra daños.
  • Seguro de personas.

Los seguros contra daños a su vez pueden ser:

  • Seguro de incendios.
  • Seguro contra el robo.
  • Seguro de transportes terrestres.
  • Seguro de lucro cesante.
  • Seguro de caución.
  • Seguro de crédito.
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Seguro de defensa jurídica.

Algunas subvariedades serían el (seguro de alquiler), para proteger una propiedad alquilada, el seguro multirriesgo del hogar o el seguro agrícola, para protegerse de la pérdida de una cosecha.

requisitos-contrato-seguro

Los seguros contra personas pueden ser:

  • Seguro sobre la vida.
  • Seguro de accidentes.
  • Seguros de enfermedad y de asistencia sanitaria.

La variedad es muy amplia e incluso se pueden negociar contratos no previstos por la aseguradora. Algunos ejemplo menos comunes son:

  • Asegurar una parte del cuerpo. Las piernas, el pecho, la nariz, etc.
  • Asegurar un sorteo. Si sale premiado lo paga la aseguradora y si no sale la aseguradora ha ganado.
  • Seguros de vehículo de duración un día. Por ejemplo vehículos antiguos que se conducen uno o pocos días al año.
  • Seguro de título inmobiliario. También llamado seguro de título, es un tipo de seguro creado en los Estados Unidos para proteger toda clase de compraventa inmobiliaria o gravamen sobre inmueble. Según Carlos Odriozola autor del primer libro escrito sobre el tema en idioma castellano «El Seguro de Título Inmobiliario», el seguro de título es un convenio de indemnización, pues colateralmente a una operación principal, que puede ser la compraventa o la hipoteca, la aseguradora se obliga a indemnizar al asegurado en el caso de que éste tuviera alguna pérdida causada por acciones incoadas por un tercero.

En algunos caso es obligatorio por Ley tener un seguro como por ejemplo:

  • Seguro obligatorio de vehículos, que es seguro básico del ramo más amplio del seguro del automóvil
  • Seguro de perros considerados peligrosos.
  • Seguro de caza.
  • Seguro de daños materiales o de caución, a contratar por el promotor de un edificio.

En estos casos los poderes públicos entienden que la peligrosidad de ciertas actividades es suficiente para obligar a quién las efectúa a contratar un seguro que proteja a terceras personas de los daños que se puedan causar.

Otros contratos pueden venir obligados por un contrato anterior. Es muy habitual en una hipoteca tener que asegurar el bien hipotecado a favor del acreedor.

[Tweet «clases de contrato de #seguros»]

 icon-bell Requisitos de contratos de seguros

Todo contrato de seguro ha de estar integrado por unos elementos esenciales que si alguno no existiera, el contrato sería nulo de pleno derecho y por ello no podría surtir los efectos deseados.

Dichos elementos son:

1.- Causa

2.- Objeto

3.- Consentimiento de las partes.

1.- Causa: es el deseo de protegerse contra un riesgo. Así si en el momento de contratarse un seguro no existiese riesgo o bien éste ya se ha realizado, ya ha ocurrido el siniestro, el contrato sería nulo, porque no existiría causa.

Por ejemplo, no podremos suscribir un seguro de incendios sobre una casa que ya se ha quemado, ni un seguro de accidentes sobre una persona que se encuentra en ese momento de baja por accidente.

2.- Objeto: el interés que tiene una persona en que el siniestro no se produzca por tener una relación económica con el bien asegurado.

Interés asegurable: es el interés de la persona en conservar sus bienes y ha de ser legítimo, que no vaya contra la Ley y que sea posible su estimación en dinero.

Así, si no hubiera relación económica entre el asegurado y el objeto asegurado, el contrato sería nulo.

Por ejemplo, si el Sr, Vázquez, comerciante de Madrid solicita un seguro de incendios para el comercio del Sr. López también de Madrid, pero no existe ninguna relación entre el Sr. Vázquez y el Sr. López ni entre sus comercios. Por ello no habría posibilidad de suscribir la póliza de incendios, ya que no existe objeto del contrato de seguro.

Teniendo en cuenta ese interés, una persona puede asegurar su vida o la de otra persona por al cantidad que considere oportuna.

3.- Consentimiento de las partes: es la intención de las partes en cumplir lo acordado en un contrato de seguro.

Para poder prestar consentimiento es necesario tener capacidad para contratar, entendiéndose por tal capacidad la aptitud o facultad de las personas para celebrar contratos que generan derechos u obligaciones, así como para modificarlos o extinguirlos.

Estos elementos son:

1.- Tomador

2.- Asegurado

3.- Beneficiario

1.- El tomador del seguro es la persona física o jurídica que pacta y suscribe el contrato de seguro con el asegurador, asumiendo las obligaciones que del contrato se deriven; en definitiva, es quien firma la póliza y paga la prima. Es el comprador del seguro.

2.- El asegurado es la persona que se halla expuesta al riesgo en su persona o bienes, que se cubre mediante la póliza de seguro.

3.- El beneficiario es la persona designada para percibir la prestación del seguro contratado en caso de que se produzca el siniestro.

El beneficiario es designado por el tomador del seguro y lo podrá modificar tantas veces como estime oportuno sin necesidad de consentimiento del asegurado ni del asegurador, comunicándolo por escrito a éste o en testamento.

Estas tres figuras pueden coincidir o no en una misma persona y así podemos establecer las siguientes posibilidades de coincidencia:

1) Tomador, asegurado y beneficiario la misma persona

2) Tomador y asegurado iguales y beneficiario distintos

3) Asegurado y beneficiario los mismos y tomador distinto

4) Tomador y beneficiario iguales y asegurado distinto

5) Tomador, asegurado y beneficiario distintos.

La designación de beneficiarios en los seguros personales y especialmente en los seguros de vida tiene una importancia vital a la hora de recibir la prestación especialmente para caso de fallecimiento por las implicaciones fiscales que de ello derivan.